Atención al cliente del Abogado


Por Josan García

En todos los despachos tener al cliente contento con la información que se le da a lo largo de la prestación del servicio constituye un verdadero quebradero de cabeza del que muchos quisieran tener el “Ibuprofeno” correspondiente. Como a cualquier problema lo primero que hay que hacer es identificarle las causas y definirlo adecuadamente para intentar hallarle la solución.

La cuestión principal recurrente con la que uno se encuentra al preguntar sobre este problema es el “no tengo tiempo. Si tengo que atender a los escritos ya previstos, más a las providencias y autos “graciosos” que se van produciendo a lo largo de la semana, poco tiempo me queda para reportar a los clientes o para venderles cosas nuevas como se pretende en este blog”.

locura-manage-law1Una primera aproximación a esta cuestión pues se basa en el hecho de que ciertamente uno tiene que hacer más cosas que las realmente puede por mucho que todas sean necesarias e importantes, y en consecuencia alguna solución hay que encontrarle al problema.

Si todo hay que hacerlo, lo que no se puede “es dejar de hacer nada”, y en consecuencia algo lo tiene que hacer otro.

Lo que es “vender” con mayor o menor técnica difícilmente alguién lo va a hacer mejor que nosostros, así que lo que no queda más remedio es que “ceder” la producción.

Aunque esta cuestión no es especialmente grave, puesto que en muchos otros sectores de la actividad de servicios se da este problema y esta solución, parece que en la abogacía el ceder la producción a otro u a otros es cuestión que atenta contra la “asunción” de que el trabajo sólo podemos hacerlos bien nosotros, cosa que es cierta sólo con una pequeña matización: “si tenemos el tiempo suficiente para ello”, porque si esa premisa falla lo cierto es que por mucho “ciencia y experiencia” que tengamos la cosa muy bien no va a quedar.

Contratar a alguién más para producir es claramente un coste fijo que conviene reflexionar, porque no están los tiempos para crecimientos, ( aunque si financieramente es posible y continuamos con buenos margenes es una opción), pero pasar ese coste fijo a variable, es decir, a un colaborador externo que conozcamos ( su calidad técnica quiero decir) y que nos pueda hacer a un precio razonable, (manteniendo margenes),  “el rascar” del asunto mientras nosotros lo dirigimos puede ser una muy buena solución que además solvente “el problema de ventas de otro” en tiempos de crisis.

Ciertamente el cómo y el cuándo los dejamos para otro post, pero la idea debería quedarse en el de hoy.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Atención al cliente del Abogado

  1. DIVORCE dijo:

    creo que hay que cuidar mas al cliente el cliente es la razon de vivir de la profesion legal

  2. yomismo dijo:

    Muy interesante tu post. La verdad es que sería interesante otro post en el que hables de esos “precios razonables” que pueden hacernos los colaboradores, porque muchas veces esa es la principal dificultad para encontrar a alguien que haga “el rascar” del asunto. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s