Cloud Computing para abogados


foto-josan-gravatar1

Por Josan García

El titulo de mi entrada de hoy, es absurdo de “per se”.  Obviamente el “cloud computing” por si mismo tiene una entidad propia y no hace falta que sea para abogados, como tampoco existe “cloud computing” para médicos o para economistas, el cloud computing es…cloud computing!!!. De hecho pasa lo mismo con el famoso “marketing jurídico” expresión que jamás he comprendido a pesar de mis 20 años de ejercicio profesional y mi paso por 2 o 3 escuelas de negocios, pero casi dejo para otro día mi defensa contra la “invasión de los iurismarketinianos”.

cloud-computingPero volviendo a lo nuestro…¿qué es cloud computing?.

El término en traducción libre vendría a querer decir “informática en la nube”, se trata de una tendencia de las compañías de nuevas tecnologías a dar a las empresas servicios seguros, eficientes, eficaces y atractivos.Claro, como hablo con abogados he empezado por el “seguros” no vaya a ser que empecemos a hablar de leyes, etiquetas y cajitas, normas, sanciones e incumplimientos, que es exactamente de lo que esto no va, como tampoco va de esto por ejemplo ni la compra electrónica ( hoy ya bastante difundida) ni el acceso a nuestras cuentas bancarias a través de Internet (transacciones electrónicas incluidas), a mi personalmente no me apetece dedicarle el post a eso, pero a quién quiera “pros y contras” de la cuestión legal  le dejo dos artículos que generaron su polémica hace un mes en este sentido para que cada cual se haga con su opinión, yo por descontado tengo la mia.

El cuento de la lechera 2.0 por Javier Maestre de Bufet Almeida

Esto no es un cuento 2.0 por Carlos Gracia Director de Google España/Portugal

De lo que “va esto” en verdad es de la posibilidad ante la crisis de reducir costes operativos hasta el casi cero y de ser completamente operativo (salvaguardando todas las leyes de protección de datos aplicables) simplemente con una conexión a Internet y olvidando cualquier cuestión relativa al mantenimiento de software y servidor (prácticamente inútil en estos casos). La posibilidad  de ser operativo en cualquier lugar del mundo simplemente con un portatil de 300 euros y una conexión a Internet fiable supone no solo la reducción de costes evidente ( fuera software de aplicativos y fuera servidor y mantenimiento) sino que también supone un aumento y flexibilidad de los tiempos de producción.

Desde el punto de vista del despacho colectivo permite derivar muchas producciones al entorno domiciliario del abogado permitiéndole a la vez conciliar su vida laboral con la familiar de una forma efectiva y sana, ( aunque conviene no olvidar lo importante de las reuniones de equipo y coordinación de trabajos esenciales en ese tipo de despachos,- muchas derivables también a la nube via Skype o Google talk -).

Desde el punto de vista del despacho individual al valor de la “conciliación” se le añade que en la práctica permite reducir los gastos al punto cero porque permite trabajar desde casa y reunirse con los clientes o bien en sus propias oficinas o si son particulares en sus casas o en la cafetería de un Gran Hotel o en las propias oficinas colegiales al efecto.

Vistas las ventajas prácticas, procede al que le apetezca girar la mirada a los inconvenientes que son tan irreales que van desde el ver a un pirata informático colgado de un palo de teléfono robándote no se qué información de no se qué expediente, ( es más fácil darle una patada a la puerta de tu despacho y robar el expediente fisico) hasta ver la alargada sombra de la APD persiguiéndote por contratar un servicio público de internet que suele estar absolutamente en regla con la normativa europea de protección de datos y que proporciona bastanbte más seguridad que el que tu pobre servidor podría dar.

En definitiva, se trata de verlo o no verlo, de lanzarse o no, mi post no va a convencer a nadie. El innovador lo probará, (hay que echarle unas horitas a desaprender lo antiguo y aprender lo nuevo), y el conservador se acogerá a los miedos que provoca el “cloud computing” a los que tienen esa convicción más neoludita.

Lo que puedo asegurar que no soporta ninguna polémica son los números de una opción y la otra. Coste tendente a cero contra estructura irrentable del pasado en un entorno de crisis. Esa es la apuesta, que cada cual tire sus dados.

dados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cloud Computing para abogados

  1. Hola Josan…muy interesante tu articulo, parece que mas de uno se ha interesado por tu articulo, mañana me pasaré por un despacho para medir el pulso.

  2. Pingback: Eliminar Papel « Blog de Gestión de Despachos de Abogados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s