Abogados: Mensajes y sueldos


foto-josan-gravatar

Por Josan García

Con el “jet lag” controlado de mi viaje, leo en Expansión que la alta dirección de Iberdrola ha percibido un 33 % más en sueldo que al año pasado y que sin embargo han decidido:

” congelar las retribuciones del máximo órgano de gobierno y también los salarios de la alta dirección, como muestra de austeridad en el actual escenario de crisis económica”.

Veo complicado que nadie interprete como muestra de austeridad la congelación de los 6.3 millones de euros que percibe Consejero delegado de la compañía, pero me lleva a la reflexion que intento compartir hoy con vosotros.

En nuestra experiencia en trabajos de consultoría a veces para analizar los negocios de nuestros despachos clientes nos vemos obligados a hacer comprender a los socios que las cantidades que mensualmente se retiran como sueldo no lo son exactamente por tal concepto. Ello es básicamente así porque en el mercado otro no les pagaría tales cantidades por su trabajo.  Cada uno naturalmente en su negocio se puede retirar las cantidades que le de la gana y si hay para ello, estupendo y cuanto más mejor, pero debe ser consciente de dos inconvenientes que ello genera en el “despacho empresa”:

Primero: A la hora de analizar financieramente los ratios de una compañía se debe distinguir sueldo o retribución del socio ( lo que le pagaría el mercado en las  mismas condiciones) y el resto que es “anticipo a cuenta de beneficios”, porque sino, los presuntos sueldos nos engañan a la hora de calcular si la cuenta de explotación es sana o no, y por lo tanto en el analisis de la “salud” del despacho y de sus ratios de crecimiento y beneficio.

Segundo: Cualquier cantidad que se cobre, ( no hace falta que sean los 6,3 millones de euros) lanza un mensaje a los demás. No hay que olvidar que los socios están en el “top”, en la dirección, pero en función de los salarios de los demás las lecturas pueden ser unas u otras y eso se debe tener en cuenta a la hora de dirigir.

Cierto que la “dirección” tiene responsabilidades y riesgos y estos merecen ser retribuidos, pero las diferencias abismales y no comprensibles con otros miembros del despacho no generan las sinergías necesarias para avanzar en la lucha empresarial diaria. Mantener una unión y unos objetivos compartidos, ( que es lo que esperamos todos de los partícipes de un despacho) requiere mandar los “mensajes” adecuados y en ello las retribuciones, sus diferencias y justificaciones, juegan un papel que merece nuestra consideración.

No se me interprete mal, las diferencias pueden ser grandes o pequeñas, pero lo que deben ser es comprensibles y explicables.

La retribución de los componentes del despacho implica muchas cosas, así que a la hora de marcarla o modificarla hay que ver a qué lecturas llevará.

PD: no vale los que me digan que los demás no tiene porque saber su retribución, porque todos sabemos que de una manera u otra, se acaba sabiendo.!!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en control de ingresos y gastos, finanzas, formación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s